Linagudelo regresa a los escenarios con Cuatrocielos

Noticias | Domingo 07 de octubre de 2018
Juan Diego Alzate
juanalzate@salallena.com

Estuvimos hablado con Linagudelo de las historias detrás de las canciones de su EP "Cuatrocielos" que estará presentando por primera vez en vivo el próximo 26 de octubre en CasaTeatro El Poblado.

Linagudelo regresa a los escenarios con Cuatrocielos

Cortesía Linagudelo



Salallena: Cuatrocielos viene a ser tu segunda producción ¿De dónde nacen los temas de este trabajo?

Linagudelo: Cuatrocielos viene de la idea que una persona, cuando quiere algo, a alguien, o algún lugar (porque uno también se puede enamorar de los lugares) pasa por cuatro momentos: una tristeza, una nostalgia, algo un poco más esperanzador y la euforia total. Le quise hacer una canción a cada estación, al invierno y esa tristeza, a la nostalgia con el otoño, a esa esperanza y ese anhelo que tiene uno en la primavera y obviamente a la felicidad y la alegría que uno tienen en el verano. Ahí están los cuatro cielos. Este es un EP que tiene cuatro canciones porque quisimos que se quedara ahí; sacar esas cuatro canciones para respetar muy bien ese concepto.


SLL: Los EP suelen ser la antesala de trabajos más extensos ¿Hay algo más en camino?

L: La idea es que sí. No hemos parado realmente de componer, no paramos de escribir, de hacer música, pero sentíamos también que era el momento. Digamos que paré casi cuatro años de hacer música oficialmente, entonces era el momento como de liberarme y sacar otra vez la línea musical que hay adentro y encontramos que estos Cuatrocielos podían ser una muy buena manera de volver.


SLL: ¿A qué se debió ese paréntesis en tu proceso?

L: Me dio por hacer un doctorado, nada más (risas), en el que compuse también. Yo no pare realmente de hacer el ejercicio de escribir, qué es el ejercicio que más me gusta, pero obviamente no tenía la cabeza, ni digamos que la energía suficiente para embarcarme nuevamente hasta terminar el posgrado.


SLL: Viene Entonces el proceso de empezar a cotejar estos temas ¿Ya has tenido la oportunidad de presentarlos en otros espacios o es la primera vez que los vas a chequear?

L: No, aún no.

SLL: ¿Y cuál es la expectativa que tienes con respecto a eso?

L: Tengo unas expectativas la verdad como muy bonitas. Cuatrocielos lleva casi un año al aire. Empecé lanzando una canción, a los 3 meses lanzaba otra y así. Han tenido una recepción, la verdad, que yo no me imaginaba. Primero porque me di cuenta que la gente esperaba la música y ver que la gente como que se enganchó otra vez con la música de Linagudelo ha sido muy bonito. Entonces la expectativa es alta porque me preguntan y me dicen que quieren ir a cantar a grito herido conmigo y porque quieren conocer un poquito de la historia que hay detrás de los Cuatrocielos que creo que ahí vale la pena conocerla, porque es un concepto que en lo personal me parece muy lindo y que tiene mucho sentido, porque yo creo que en algún momento todos hemos pasado por esos cuatro estados


SLL: ¿Y eso se va a ver reflejado en tu puesta en escena de alguna manera?

L: Si, vamos a empezar un poquito más tristongos y más nostálgicos para terminar en la felicidad. Realmente vamos a recorrer mi primer trabajo, que lo lancé en el 2013.

 

SLL: ¿Qué te ha dejado ese primer trabajo?

L: Ese primer trabajo me dejó unos tremendos amigos talentosos alrededor de el, porque yo siempre rescato mucho que mi proyecto musical está hecho de mucha gente. En esto no soy yo solita. En esto hay productores, hay músicos, hay fotógrafos y diseñadores, maquilladores, hay mucha gente que le apuesta y le suma y que se ha montado en el barco conmigo porque de alguna manera le gusta, de una manera le cree también, entonces yo creo que el primer disco me dejó eso. Era darme cuenta que no estaba sola y que no es lo mismo caminar en compañía. Que lo que lo hacía bonito era eso, poderlo compartir con gente que lo disfrutara.


SLL: ¿Y cuál fue la diferencia en el proceso de producción de Cuatrocielos con respecto a este primer trabajo? ¿Hubo cambios en este proceso?

L: Realmente sí, lo hice con el mismo productor, Alejandro Arango “Lelo”, que se volvió un amigo mío del alma y hemos encontrado también como una sinergia muy bonita a nivel artístico porque los dos somos extremadamente curiosos y Lelo lograba traducir mis sentimientos y mis emociones y me completaba la idea de una manera muy fácil. De eso nos dimos cuenta trabajando la primera vez juntos, entonces siempre tuve claro que si volvía a meterme en este vuelo de hacer música él tenía que ir conmigo, no lo dudé un segundo. ¿Entonces qué pasó en estos Cuatrocielos? Yo llegué con la idea de los cuatro momentos, digamos que hacer el doctorado en Francia también me dejó esa sensación de las cuatro estaciones en las que obviamente las emociones variaban drásticamente y cuando volví le conté el concepto y él también se enamoró del concepto y le dije “Ve, tengo estos rayones, estas ideas”, yo había llegado con algunos bocetos de unas canciones, le dimos vueltas a varias canciones que no quedaron en los Cuatrocielos, pero es normal en el proceso creativo y al final logramos concluir este segundo momento sabiendo una cosa muy clara, que se tenía que notar una evolución, no sólo desde lo musical sino desde la composición y desde lo vocal también. Yo le decía que quería explorar otros colores en mi voz, entonces esto realmente es una exploración, porque nos tiramos al vacío y así salió. Ahí vamos con un paracaídas que se abre y se cierra, pero ahí vamos.


SLL: Este es un aspecto muy íntimo de la creación, pero la gente desconoce mucho que detrás de un disco hay muchos temas que se quedan en el camino y uno tuvo que pegarse una desprendida muy tenaz de una cantidad de canciones e ideas y cosas que creó…

L: …Y uno a veces se desprende sin estar seguro si fue la mejor decisión ¿cierto?, hasta que alguien se adueña la canción y entonces uno dice que fue una buena decisión, pero también es como un poquito una moneda al aire. Por ejemplo para el primer disco, que tiene siete temas, yo tenía alrededor de 30 canciones, para elegir siete, entonces el proceso fue también buscando como diferentes matices. Lo hicimos muy metódico en ese momento. Canciones que hablaran de la misma temática o de pronto decíamos “estas dos son muy parecidas” o esta se presta para hacer algo más rítmico, entonces la dejábamos en la lista de las posibles. En Cuatrocielos teníamos alrededor de quince o dieciséis canciones para sacar cuatro y yo le decía a Lelo que yo quería que todas tuvieran de alguna manera ese hilo conductor y que reflejarán lo más fiel posible esa emoción. Yo le decía a Lelo que alguna vez había escuchado una entrevista que le hicieron a Miguel Bosé y él decía que uno se invernaba o se otoñaba, algo así decía, entonces que si uno escucha esa canción, literal en verdad se invierne y se ponga triste, pero si escuchó la de primavera es como que sientan que ya va a salir el sol, que ya viene lo bueno y lo vamos a disfrutar. Entonces las escogimos por emoción y también intentando ser un poquito más atrevidos en la voz. Escogimos canciones que me exigieran mucho más o que exploraran colores distintos. Había otras canciones que era muy parecidas a las que venía haciendo, también porque las traía de antes, canciones que retomé, entonces dije, no, vamos a hacer algo diferente, sacudámonos, vamos a hacerlo desde cero y que sea nuevo y ahí quedó. Cuatrocielos.

...

Ya los temas de Cuatrocielos están en plataformas digitales y los puedes escuchar en Spotify 

Si deseas asistir a este concierto puedes encontrar toda la información y boletería AQUÍ