Escombrera, una obra sobre la memoria y la violencia en Medellín

Noticias | Viernes 16 de noviembre de 2018
Verónica Valencia E.
cartared@gmail.com

La escombrera, ubicada en la comuna 13, es un espacio que entierra una verdad incómoda sobre la violencia en nuestra ciudad. Esta obra reúne artistas de diversas disciplinas para crear una experiencia vital y potente alrededor de esta memoria.

Escombrera, una obra sobre la memoria y la violencia en Medellín

Cortesía



 

"Escombrera” es la obra ganadora de la Convocatoria de Estímulos al Arte y la Cultura de la Secretaría de Cultura Ciudadana en la modalidad de teatro en espacios no convencionales y su estreno será el 24 de noviembre en el edificio Los Monjes. Para su creación se han unido la música, el performace y las visuales en una puesta en escena que se piensa como una experiencia completa alrededor de lo que sería un concierto de punk.

Partiendo de los hechos ocurridos en la Operación Orión, que tuvo lugar en la Comuna 13 de Medellín en el año 2002, y que dejó una huella profunda en sus habitantes por las situaciones de violencia, desapariciones forzadas y desplazamientos que se vivieron a causa de la incursión militar en esta zona, varios estudiantes del programa de Teatro de la Universidad de Antioquia, unidos por la amistad,  inician en el 2015 con la escritura del texto y al año siguiente buscan cómo contar la historia, por medio de muchas conversaciones y ensayos. Para este año deciden participar de la Convocatoria de Estimulos y de esa forma materializar este proyecto.

En este proceso escogieron el punk como pretexto, para escenificar su visión de esta historia de violencia y darle ritmo y energía. La novela La rebelión en la granja del autor británico George Orwell también se usó como una influencia importante para su estructura, sin embargo, las historias que verán y escucharán están basadas en testimonios reales.

 “Los Kretinos”, un grupo de punk de La Loma, San Javier, será la banda sonora que acompañará en vivo la obra, cuyas interpretaciones originales han servido también de soporte para la creación del montaje.

La historia de "Escombrera" ocurre en la finca la 4-3 o El Mandarino. Hay un finquero, que tiene potreros, rebaños y gallos de pelea. Cuando anochece la granja cobra vida, ahí viven Escamoso, Colorado y Asaroso; los gallos de pelea, también hay cerdos, micos, aguiluchos, comadrejas y loros, con los animales se intenta representar todos los grupos armados que entraron a La Loma; militares, paramilitares, grupos que ya estaban ahí, los que mantenían el control antes de que llegaran otros a luchar por el poder del lugar. Con la idea de la granja se busca evidenciar a modo de metáfora la lucha por el territorio, por ganarse la finca.

El reto más grande de esta obra es el de hacer teatro en espacios no convencionales, pues se realiza en un espacio de 800 metros cuadrados que no está adecuado para teatro, no hay gradas, ni luces, ni conexiones, la acústica es difícil, de ahí que requiera de un montaje técnico grande y visualmente en la obra se plantea como eje transversal una estética punk que se verá en la escenografía, las luces, la actuación, el vestuario y el espacio.

 “Escombrera” será una experiencia punk, con todo lo que esto implica, se busca generar lo mismo que se siente cuando se está en un concierto de punk, es una ira contenida pero pactada. Se quiere que la gente sienta todo el tiempo que está en un concierto o que puede hablar con los personajes de la obra pues al estar contando de cierto modo cosas reales, se quiere generar una intimidad y complicidad con el público. Será una experiencia sensorial, emocional y hasta física para los espectadores.

 

Podrás encontrar toda la información sobre este estreno aquí

(Este artículo hace parte de "Rompamos la quinta pared" Proyecto ganador de la Convocatoria de Estímulos para el Arte y la Cultura 2018 de la Secretaría de Cultura de Medellín, en la modalidad de Formación de Públicos en Artes Escénicas)