El teatro erótico enciende a Medellín

Noticias | Miércoles 14 de junio de 2017
Olga Vásquez
olgavasquez@salallena.com

Llega a nuestra cartelera la obra Minotauro del grupo Divina Obscenidad, una propuesta de teatro erótico que todos los viernes y sábados, hasta el 24 de junio seduce a la ciudad.

El teatro erótico enciende a Medellín

Cortesía: Divina Obscenidad



"No entendía muy bien qué era lo que íbamos a hacer y cómo era esto de seducir al público de la ciudad a través del teatro erótico”dijo Daniel Toro, actor de esta obra cuando le preguntamos cómo entró a formar parte del elenco de Divina Obscenidad, el primer grupo de teatro erótico de Medellín.

El que sí tenía la idea muy clara es Antonio Úsuga, el director y también dramaturgo de la obra, quién  escribió Minotauro inspirado en el cuento “La casa de Asterión” de Jorge Luis Borges y en otras referencias audiovisuales, como el trabajo de la directora de cine porno para mujeres Erika Lust y toda la obra de David Lynch. El resultado: una obra de teatro erótico que se desarrolla en el momento justo del encuentro entre Teseo y el monstruo dentro del laberinto.

Para llevar esta dramaturgia escena y poder materializar esta propuesta, Antonio contactó  a Sebastián Rivera, el primer actor confirmado del elenco, quien le propuso al director hacer este montaje con los amigos más cercanos.  Fue así como llegaron Daniel Toro y Daissy Vera, quien representa a Ariadna, un personaje que toma fuerza, que en un principio no tenía voz, pero que afortunadamente se dieron cuenta que ella podría tener incluso una voz más importante que la de Minotuauro.  

“Recuerdo que me encontré una noche en Carlos E. Restrepo con Antonio y Sebastián, me contaron de qué iba la obra y en qué consistía la propuesta de teatro erótico que Antonio tenía en mente y que ya venía investigando y conceptualizando hacía mucho tiempo. Acepté y empezamos el proceso de montaje, como éramos amigos de la Universidad había mucha confianza para el tipo de escenas a realizarse”  dijo Daniel.

Confianza es lo que se necesita para realizar esta obra, que incorpora sexulaidades alternativas,  muestra diversas manifestaciones del cuerpo y reconoce que lo erótico también tiene algo de pornográfico, por eso expresa el tema sexual de forma explícita, como sucede en la cotidianidad de la vida, como si estuviéramos en Nueva York en los años 90´s en un espectáculo Neo-burlesque, que es la antesala del teatro erótico, porque usa el sexo como pretexto para hacer también denuncias sociales y políticas, mezclandolo con el drama de lo erótico.

Más allá del sexo, de si es o no pornografía, esta propuesta de teatro erótico es única en nuestra ciudad y nace con el fin de invitar al público a ser un poco más abierto, menos mojigato, provocar algo en el espectador y poder establecer un diálogo, incluso con componentes educativos, donde lo sexual se vuelva cotidiano y real. Divina Obscenidad se arriesga a hacerlo, sin importar las reacciones del público, que como todo en la vida son muy diversas.

Según nos contó Daniel, hay quienes no parpadean un solo segundo de la función, y hay quienes se han salido de la sala cuando comienzan las escenas subidas de tono, que desde afuera pueden parecer impactantes, pero si lo pensamos bien, todos somos iguales, con cuerpos diversos, pero básicamente iguales.
 


Sobre los personajes

Los personajes de la obra , Ariadna, Minotauro y Teseo se conectan por el deseo. Según Daniel, todos los humanos sentimos deseo, a menudo alguien nos lo despierta y en esta obra esos tres personajes se desean. Al mismo tiempo, Teseo desea encontrar al Minotauro y asesinarlo para afirmar algo a sí mismo y a la sociedad: que es valiente. Otra cosa que tenemos por decir, es que existe un cuarto personaje, la Cantante, interpretada por Alejandra Ciceri, quien canta en vivo una canción compuesta por ella misma para la obra.

Sobre la temporada

Esta propuesta ha tenido varias temporadas desde su estreno en octubre de 2013 en el Teatro Caja Negra, este año presentan la última en Sala Sentidos los viernes y sábados a las 8:00pm hasta el 24 de junio y nos complace saber que más allá de las reconocidas sagas literarias, las películas taquilleras y el gusto personal, la temática erótica está presente en el movimiento teatral de la ciudad.

Aclaraciones del director

“Olga cariño, importante que quede en la nota que Divina Obscenidad ha pasado de ser una iniciativa personal a un colectivo de artistas”

Importante: Ver Minotauro es atreverse a compartir un poco (o mucho, depende) de intimidad.